Isleña hasta la médula, pese a que viva lejos del mar. Madre de dos pequeños hombrecitos. Adicta a los viajes – aunque los haga menos de lo que me gustaría. Amante de la comida – aunque cocine peor de lo que me gustaría. Apasionada del arte, torpe profesional y fan de las lenguas. Adoro contar lo que se me pasa por la cabeza como si le fuera a interesar a alguien. Comparto mis aventuras y desventuras en la maternidad como si le pudiera ayudar a alguien. No me sale ser borde, casi siempre llevo trenza, estoy empeñada en hacerme runner y duermo sin almohada.

Me llamo Paula. Encantada.