ACEITE DE COCO

Sí, ya lo sé, llego tarde a la ya más que famosa fiebre del aceite de coco. Probablemente ya muchas de ustedes lo conocen, pero si aún queda alguna rezagadilla por ahí, seguro que esta entrada no le vendrá mal. El caso es que hace poco  he empezado a usarlo y estoy tan alucinada y satisfecha con los resultados que no he podido contenerme y pensé que tenía que dedicarle una entrada.

Aún no lo he usado en la cocina (yo soy fiel al aceite de oliva), pero tiene muchos otros usos como cosmético que deberían conocer.

Para el pelo

No es el primer uso de la lista por casualidad, lo es, porque es mi favorito. Tengo el pelo largo desde hace mucho tiempo, y si de algo sé, es de productos para cuidarlo. He probado casi de todo – acondicionadores, mascarillas, diferentes aceites, serums de todos los precios y marcas y creo que puedo afirmar con total confianza que ninguno ha conseguido los efectos que he logrado con el aceite de coco. Normalmente lo aplico una vez a la semana. Lo suelo extender de medias a puntas, pero hay quien incluso lo masajea por el cuello cabelludo porque, según dicen, ayuda a mantener la caspa a raya (yo de esto no tengo ni idea). Lo dejo actuar un par de horas y luego me lavo el pelo usando los productos de siempre. El cambio que he notado ha sido brutal. Está mucho más sano, brillante e hidratado. No lo pienso cambiar por nada.

Para los labios

Maravilloso. Dicen que restaura los niveles de hidratación de la piel mucho mejor que otros productos como la vaselina y yo creo que es cierto o, por lo menos, así lo siento yo cuando lo aplico. Además no es nada desagradable porque…bueno, huele a coco.

Para el cuerpo

Yo lo he usado después de la ducha con la piel aún mojada y antes de secarme por recomendación de una amiga (¡gracias, Guaci!) Puede resultar un poco engorroso teniendo en cuenta que el aceite de coco, sobre todo ahora en invierno, se solidifica, pero en cuanto lo masajeas en las manos y con el calor corporal se derrite y recupera rápidamente su textura. También he leído que es muy recomendable para evitar las estrías,  así que ahora que estoy embarazada, mato dos pájaros de un tiro.

Para la cara

No suelo llevar mucho maquillaje, pero cuando lo hago, he descubierto que no hay mejor desmaquillante que este. Lo que yo suelo hacer es masajear un poco por la cara antes de limpiarla. Arrastra absolutamente todo el maquillaje y deja la piel con una sensación muy agradable.

 

Resumiendo, se trata de un producto barato, versátil, 100% natural y sobre todo, efectivo. Indispensable si te gusta mimarte. Pues eso, a por el coco.

dfgerge

 

 

2 comentarios:

  1. Clara

    Hola Paula!
    He buscado el aceite de coco en los supermercados y solo he encontrado uno de Babaria (que no me convence) ¿alguna recomendación?
    GRACIAS!

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*