TORRIJAS A CONTRACORRIENTE

No me gusta comer turrón solo en navidad. A veces quiero helado en invierno. Me cansa la sandía en verano. Nunca hago torrijas en cuaresma.

Mezclo en un plato un poco de leche, canela, azúcar, un huevo y un poquito de extracto de vainilla. No es por ir a contracorriente, es más bien por puro capricho, pienso mientras corto el pan en rodajas y lo cubro con la mezcla.

Que si los hombres no lloran, que si las niñas van de rosa, que si me tengo que depilar, que si el 90-60-90… demasiadas limitaciones tenemos ya impuestas como para encima reservar las torrijas solo para semana santa, pienso mientras las pongo en una sartén con un poquito de mantequilla. Vamos, lo que faltaba.

Preparo la mesa al estilo desayuno de fin de semana, y mientras saboreo mis torrijas fuera de temporada, sonrío…¿por qué será tan tentador saltarse las normas? La verdad es que no estoy segura, pero no estaría nada mal hacerlo más a menudo. ¡Buen provecho!

rethrth

Nota: recuerda que puedes seguirme en Instagram, soy @inspiracionalrededor y que si recreas alguna de las recetas del blog, puedes compartirla con el hashtag #inspiracionalrededor. ¡Me encantará verla!

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*