GALLETAS DE AVENA Y NAVIDAD

Tras sacar las galletas del horno se sienta en la mesa. Muerde una todavía caliente y recuerda lo mucho que deseaba que llegaran aquellas fechas hace dos años, y no puede contener la pequeña lágrima que se le escurre por la mejilla al recordar. Hay navidades muy tristes, muy frías, muy crueles, muy silenciosas. Navidades que no deberían llegar, navidades para olvidar. Se pone un té bien caliente y se come otra galleta de avena recién hecha justo cuando él le da un tirón a su pantalón, despertándola de su melancolía y tirándole la galleta al suelo.

Cuando lo mira, con su pelele gris, su pelo suave y ya rebelde y sus ojos expresivos del color que no existe, no puede contenerse y lo levanta del suelo, abrazándolo fuerte. Él, que aún no sabe disimular alegrías, le regala la sonrisa más bonita y sincera del planeta y la devuelve a la realidad, recordándole, que sí, que hay navidades para olvidar, pero hay otras que nos mantienen vivos.

la foto

Nota: las galletas de avena son una buena idea para esta navidad porque, están riquísimas, son sanas y además fáciles de hacer. Todo lo que necesitamos son unos 150 gramos de copos de avena (puedes usarlos más o menos triturados, depende de la textura que quieras darle, yo compro los suaves que uso para hacer gachas también), 50 gramos de harina, 75 gramos de azúcar moreno, 1 huevo, 80ml de aceite de girasol, un poquito de sal, de extracto de vainilla y canela y un puñado de pasas (son opcionales).

Mezclas en un bol los ingredientes húmedos con el azúcar hasta conseguir que todos estén bien integrados y luego añades los copos y el resto de ingredientes secos. Pones las pasas al final y con las manos untadas en un poco de aceite (es mejor así para que no se nos pegue la masa) les damos forma. Horneamos por unos 12-15 minutos (depende de nuestros hornos) a 180 grados y disfrutamos del olor.

El espírito navideño es un ingrediente esencial. A veces resulta difícil encontrarlo, pero es el final del año, hay que celebrar tristezas y alegrías, éxitos y fracasos, errores y aciertos, pero sobre todo, hay que celebrar que estamos vivos. ¡Feliz Navidad!

← Previous post

Next post →

1 Comment

  1. Miss Jones

    Me encanta la receta! te la voy a copiar 😉

Leave a Reply to Miss Jones Cancel reply

*