BUDAPEST

Mes: agosto

Lugar favorito: muchos, pero sin duda uno de mis favoritos son los baños termales de Gellért. Piscinas a diferentes temperaturas, algunas de ellas de hasta cuarenta grados, baños turcos, sauna, gimnasia acuática…todo un lujazo a unos quince euros. Totalmente obligatorios. El interior de la Basílica de Budapest te dejará sin palabras y el monumento de los zapatos, de Gyula Pauer y Can Togay, aunque extremadamente triste, te demostrará que a veces, los memoriales más simples pueden ser también los más conmovedores.

Recomendación: zamparte cada día un Kürtöskalács, un dulce típico húngaro en forma de cono hueco que es realmente delicioso. Hay muchos puestos salpicando la ciudad donde puedes comprarlos calentitos y oliendo a canela. Cruzar los puentes y contemplar las preciosas vistas de Buda, Pest y el Danubio. Visitar el mercado municipal y perderte entre sus innumerables puestos llenos de deliciosos tesoros. Probar un buen vino del país e intentar pedir en los resturantes leyendo la carta en húngaro (si es que te atreves).

¿Volverías?: sin duda, después de Lisboa, Budapest es una de las ciudades de Europa con más encanto que he visitado.

DSC_2022 DSC_2011 DSC_2130 DSC_2080 DSC_2187 DSC_2194 DSC_2491 DSC_2270 DSC_2281 DSC_2235 DSC_2300 DSC_2282 DSC_2359 DSC_2431 DSC_2380 DSC_2440 DSC_2393 DSC_2479 DSC_2483 DSC_2517 DSC_2400

← Previous post

Next post →

2 Comments

  1. Que preciosidad de sitio *-*!! tengo que apuntarlo en mi lista de sitios a visitar!

  2. Paula Díaz Mesa

    Te lo recomiendo al cien por cien…te encantaría, estoy segura :)

Leave a Reply

*