MI CORAZÓN DE CHOCOLATE

Estúpida celebración mediocre, piensa cada vez que se cruza con algún escaparate teñido de rojo y plagado de corazones y cupidos mirándola amenazantes. ¿Que San Valentín es el día de los enamorados? No, San Valentín no es más que un invento absurdo, una excusa barata para pagar el doble por una cena, presionarte y hacer que compres alguna chorrada a tu pareja porque sí, o hacerte sentir miserable si no la tienes. Otro año más aguantando el bombardeo de romanticismo de plástico…

 

Al llegar a casa, decide hacerse un pequeño homenaje, un capricho muy personal que desde hacía tiempo llevaba queriendo hacer.

Tritura las galletas digestive con un puñado de avellanas. Añade mantequilla derretida a la mezcla hasta que tiene la consistencia de arena mojada y la extiende en el molde. En un bol mezcla dos tarrinas de queso para untar, y casi el bote entero de nutella. Nunca es demasiada, piensa. Añade un poco de extracto de vainilla y una pizca de azúcar glass y lo revuelve todo hasta conseguir una mezcla homogénea y cremosa. La coloca encima de la galleta en el molde y lo deja reposar en la nevera por unas horas.

Tras la larga espera, la saca: un gran corazón de chocolate solo para ella. Un regalo delicioso que se merece y mucho.

 

Se sienta en el sofá con su porción y comienza la ceremonia: esta cucharada va por ti, Juan, que en realidad solo fuiste un cobarde. Ésta es para ti, Pedro, nunca supiste besar. Ésta, Andrés, es para decirte que jamás me mereciste. Y ésta te la dedico, Jacob, pero no por despecho, no, sino por lástima: debe ser muy duro ser un capullo monumental.

Reserva una última porción, y tras saborearla su cara se ilumina con una sonrisa de satisfacción, porque le ha costado, sí, pero ya puede decirlo, ya puede sentirse bien sola y en su propia piel. ¡Feliz día de San Valentín!

la fotoNota: puedes acompañar esta fácil tarta de queso y nutella con avellanas. La combinación es deliciosa. Hay algunas versiones que le añaden chocolate derretido por encima y lo sirven cuando el chocolate ya ha solidificado. Yo creo que está buenísima sin más chocolate, pero si lo adoras, es una opción que también puedes considerar. ¡Buen provecho!

 

← Previous post

Next post →

5 Comments

  1. Anonymous

    Que tipo de queso usas?

  2. Paula Díaz Mesa

    Hola! El queso que uso es el philadelphia o cualquier otra marca pero que sea de este tipo. Si la mezcla te resulta muy densa, puedes añadir un poquito de nata para aligerarla. Si tienes alguna otra duda, pregúntame! Saludos! :)

  3. Anonymous

    y la cantidad de queso y galletas? gracias!

  4. Paula Díaz Mesa

    Eso depende del tañamo del molde. Para la mía, que es la de la foto, yo uso:
    – 2 tarrinas de queso philadelphia
    – 1 tarrina de nutella casi entera (eso va al gusto, depende de cuánto te guste el chocolate)
    – dos cucharaditas de extracto de vainilla
    – un poco de nata, si veo que me queda muy espesa.
    Y para estas cantidades suelo usar casi un paquete entero de digestive, pero de nuevo, va al gusto. Si te gusta con más base de galletas, pues más, y si te gusta con una base más delgada, pues pones menos galletas.
    Junto con las galletas trituro un puñado de avellanas, porque me parece que le dan un toque especial. La mantequilla la añades poco a poco hasta que veas que tiene la consistencia de arena mojada y listo.

    Si necesitas algo más, aquí estoy.

    ¡Saludos! :)

  5. Guacimara

    Seguidos los pasos y el resultado… espectacular y deliciosa! Estoy segura de que esta tarta está prohibida en algunos Estados: debe ser pecado:)

Leave a Reply

*