PRIMER TIMESTRE

Antojos: apenas tuve, solo recuerdo uno que duró una semana, pero fue muy intenso – sandwich de queso a la plancha, pero bien crujiente, con mucho queso y mucha mantequilla y doradito y… voy a la cocina, ya vuelvo.
Síntomas: Sueño, sueño y más sueño. Puedo dormirme en los lugares y las posiciones más insospechadas.
Cero energía, no recuerdo haber estado tan cansada.
Nauseas matutinas, bueno, las mías nocturnas. Suaves, llevaderas y solo por tres semanas, no me puedo quejar.
Acné, ni a los quince años tenía esa cara.
Sensibilidad en los pechos, pero se resisten a crecer…mecachisenlamar, sigo sin perder la esperanza.
Aversiones: el salmón y el gazpacho, solo escribirlo me da un no se qué…
Productos: aceite de almendras (100% natural), me unto como si no hubiera mañana.
Libros: Qué se puede esperar cuando se está esperando de Heidi Murkoff y Nueve meses y un día de Ana García-Siñeriz.
Estrías: no.
Ombligo: dentro y con el piercing puesto. Pobrecito mío, no tiene ni idea de lo que se avecina.
Anillos: en la mano y como siempre.
Calidad de sueño: nivel marmota.
Humor: montaña rusa emocional. Risa y llanto van de la mano.
Peor momento: los días próximos a la sexta semana. Temor a volver a pasar por un aborto.
Mejor momento: no soy nada original, pero sin duda, escuchar el latido de su corazón y verle la cara al futuro papá. Inolvidable. Escribir algo ñoño es inevitable. 

← Previous post

Next post →

2 Comments

  1. Minombrenotegusta#comimosPasteisdeBelem#mihermanaesuncentriolo :D

    Love it!! Las fotos y lo que cuentas…y la conclusión a la que llego: ¿12 semanas te dura el esmale te uñas? 😉 jejeje, mua!

  2. Obsesión por el rojo, lo sé :)

Leave a Reply

*