Mes: noviembre.
Lugar favorito: me gustaron muchos rincones, pero debo admitir que Camden Town me volvió loca. Hay tanto que ver, oler, comer y descubrir que se hace hasta un poco abrumador. Me lo pasé como una niña pequeña en una juguetería.
Recomendación: muchas. Llevar un paraguas contigo aunque te pese. Si lo odias tanto como yo, te recomiendo considerar los Rain Parade Umbrella a los que ya dediqué una entrada. Disfrutar de la enorme variedad de restaurantes con comidas de todo el mundo, comprar una colonia de Jo Malone, en mi humilde opinión, las mejores del mundo. Bailar con el Mamma Mia del cambio de guardia del Buckingham Palace. Perderte en la National Gallery y disfrutar de todos sus tesoros. Recorrer sus parques y calles y abrigarte mucho (no es el clima uno de sus puntos fuertes, la verdad).
¿Volverías?: Sin duda sí, me dejé algunas cosas que ver para que la vuelta sea más que obligatoria. Espero, que al menos, en mi próxima visita me pueda llevar en la maleta algún rayito de sol madrileño.

Nota: si pinchas aquí puedes acceder a la entrada de las Rain Parade Umbrella.