A UN BESO DE DISTANCIA

Es, cuando menos, curioso que portear se considere una cosa de hippies y modernos, me hace mucha gracia lo de modernos especialmente, teniendo en cuenta que se trata de una costumbre tan antigua como se pueda imaginar.
Yo me crié rodeada de achuchones, besos y mimos y fui la mar de feliz. Planeo hacer lo mismo con mis hijos sin duda alguna, así que todo lo que apoye esta idea me atrae de manera inmediata.
Cuando descubrí los fulares elásticos para portear, supe que yo también llevaría el mío. Este fin de semana, acudí a la Feria de Bebés y Mamás y asistí a la conferencia sobre portabebés ergonómicos, allí pude resolver todas mis dudas y además descubrir la cantidad de beneficios que tiene – los bebés porteados lloran menos, duermen mejor y tienen digestiones más fáciles, eso por no mencionar que ahi dentro acurrucadito se tiene que estar de lujo.
Hay muchísimas opciones y de todas las que he ido conociendo hasta ahora, he optado por el fular elástico boba wrap y ya hemos empezado a practicar los nudos. Aunque al principio pueda resultar un poco difícil, lo cierto es que es mucho más sencillo de lo que parece y estoy segura de que una vez llegue el momento, solo se trata de un poco de práctica y listo. No creo que lo de portear esté reñido con los cochecitos, yo pienso hacer uso de ambas opciones, pero siempre está bien tener la posibilidad de sentir a tu bebé incluso más cerquita.
Si hay alguien que esté planteándose esto de portear, creo que debe conocer Brazos y Abrazos, una web en donde no solo encontrará todo lo que necesita saber sino que además podrá acceder a una enorme variedad de portabebés entre los que podrá comprar el que me más le guste.
Si visitas su web, descubrirás que tienen toda la razón y es que… ¿a quién no le gustaría tener a su bebé a un beso de distancia?
 Hasta el peluche pone carita de felicidad 😛
Aquí te dejo con unos vídeos-demostración de cómo ponerlo. Están en inglés, pero no te preocupes, verás que es muy fácil. ¿Tú también te animas?

 

← Previous post

Next post →

1 Comment

  1. Mi experiencia es que: no lo recomiendan hasta que no aguanten solos la cabeza y a partir de los 6kgs no hay espalda que lo aguante más de 20 minutos (por lo menos la mía), o sea, que lo podría haber usado dos meses, que coincidieron con el invierno, así que… tengo una mochilita sin estrenar :)

Leave a Reply

*