HABLA EN COLOR – SESIÓN III

Ahora que ya sabemos cómo crear el nombre y el apellido de nuestro color favorito, podemos sacarle partido a este conocimiento y ayudarnos, gracias a él, a crear combinaciones armónicas de colores y aplicarlas a nuestra ropa, a nuestro decoración interior, a nuestras paredes…
Como aprendimos en la Sesión II, el código NCS no sólo identifica de manera precisa el color, sino que también lleva dentro la información exacta de sus características:
– Tono (la combinación de los cuatro colores elementales cromáticos: amarillo, rojo, azul y verde)
– Cromaticidad (porcentaje del tono en nuestro color)
– Negrura (porcentaje de negro en nuestro color)
– Blancura (porcentaje de blanco en nuestro color)
La teoría, resumida de manera simple, dice que los mismos parámetros de estas cuatro características, pueden ayudarnos a crear buenas combinaciones. Puede parecer magia, yo así lo creí cuando hice la prueba por primera vez mientras tomaba un café con Natalie Larsson, pero ella me explicó que, a veces hasta la magia, necesita de ayudantes.Después de escoger mi color favorito en las cartas de color que Natalie tenía, ella me propuso un juego: sin mirar los colores, debía buscar un código que tuviese, por ejemplo, el mismo matiz, en mi caso, 2050. Así, lo hice, siempre sin mirar la parte posterior de la carta en la que se veía el color con aquel nombre y apellido.

Al encontrarlo, giré ambas cartas y descubrí una combinación, en mi opinión, intensa, pero muy interesante, que me encantó al instante:
Una vez en casa y usando NCS Navigator, empecé a jugar con diferentes posibilidades, y utilizando el mismo tono como referencia, pude decubrir otras combinaciones que me gustaron mucho y que espero usar algún día:
Aquí les dejo otros ejemplos de magia NCS…
– Combinaciones con la misma negrura:
– Combinaciones con la misma blancura:
– Combinaciones con el mismo matiz:
– Combinaciones con el mismo tono:
Aprender esta lengua del color, hace verdaderamente la tarea de combinar colores mucho más fácil y entretenida. Por supuesto no nos va a convertir de manera inmediata en especialistas del interiorismo, pero al menos, nos dará algunas pistas.No dudes en experimentar este juego de magia y disfrutar de todos los beneficios de saber hablar en color. ¡Buena suerte!

Nota: si no has leído las entradas anteriores, aquí te dejo la Sesión I y la Sesión II para que te pongas al día.

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*