Todavía sigue en el cuarto de mis padres, en la misma esquina. Mi madre dice que cuando yo aún era un bebé me daba el pecho en ella. Ojalá pudiera traerla a Madrid…
Según un mito americano, la mecedora habría sido inventada por Benjamin Franklin, pero lo cierto es que probablemente procede de Inglaterra, aunque sería en el siglo XIX y en el taller de Dunca Phyfe donde realmente comenzaría a ser popular bajo el estilo imperio en Nueva York.Supongo que son tan relajantes porque nos transportan a nuestra infancia, al suave vaivén de los brazos de nuestras madres al intentar dormirnos.

La más popular fue la diseñada por el alemán Michael Thonet en 1906 de quien ya hablé en otra entrada que puedes ver aquí.

Los nuevos diseños distan mucho de los primeros modelos y sin embargo singuen conservando el encanto. Si a ti también te gustan, te agradará saber que ahora hay un amplio abanico de colores y formas en el mercado para seguir disfrutando de uno de los grandes clásicos en la tranquilidad de tu hogar.