TAMARA ŁEMPICKA

Tamara Łempicka o Maria Górska, nació en Polonia en 1898. Fue en su viaje a Italia donde descubre su verdadera pasión: el arte.Se casó en San Petersburgo con el abogado polaco Tadeusz Łempicki con quien tiene una hija, pero del que se divorcia en 1929 tras conocer al barón Raoul Kuffner con quien viaja a Estados Unidos. Pese a su orientación bisexual decide casarse con él. Se hace famosa entre la burguesía neoyorquina y expone en varias galerías estadounidenses y europeas.

Me es extremadamente difícil decantarme por una sola de sus magníficas obras, todas tan sensuales, misteriosas, fuertes…

La razón por la que he escogido este autorretrato, es la triste historia que hay detrás.En esta obra: “Tamara en Bugatti verde”, la artista se representa a sí misma haciendo un personal homenaje a Isadora Duncan, la que para muchos es la madre de la danza moderna.

El 14 de septiembre de 1927, Isadora viajaba con su acompañante, un joven y guapo mecánico italiano, Benoit Falchetto a quien ella había apodado “Bugatti” cuando la delicada chalina de Duncan (una estola pintada a mano regalo de una amiga) se enreda entre la llanta de radios y el eje trasero del coche provocando su muerte por estrangulamiento. Una historia dramática, sin duda, que en manos de Łempicka se convierte en una auténtica obra de arte.

En marzo de 1980 Tamara muere en México y su hija Kizette, complaciendo su último deseo, sube a un helicóptero y arroja las cenizas en el cráter del volcán Popocatépetl, uniéndo para siempre, así, a dos volcanes.

Un comentario:

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*