GAFOTAS

Hay que ver lo mucho que cambian las cosas. En el pasado, si llevabas gafas, casi estabas perdido. Tener miopía y colgarte unas en la nariz era casi como escribirte en la frente: “Hola, soy paleto y carezco de vida social”. Pero esto de la moda y las tendencias es muy escurridizo y lo que ayer era una loza, hoy es una seña de distinción. Curioso este mundo, ¿no? Parecer un empollón y además un tanto anticuado no puede ser más moderno. ¿Paradoja? Tal vez, pero ya se sabe.Las gafas, más que una necesidad, se han llegado a convertir en uno de los accesorios más frívolos, ya que ahora, hay quien las usa por mera estética, como unos zapatos rojos.

Yo no tengo nada en contra de esto, que cada uno se ponga o no lo que mejor le parezca y que disfrute con ello, por supuesto.

Lo único que me preocupa es si también pasará algo similar con otras cosas: “Tengo los dientes perfectos, pero me he puesto brackets porque todas las celebrities llevan unos” “No, no me he roto el tobillo, pero… ¿qué te pasa, no ves las revistas? El último grito son las muletas de colores neon” “¿Tacones? De eso nada, no hay como las botas ortopédicas para estilizar la figura.”

No, ahora en serio. Si te gustan las gafas, no veo por qué no te vas a comprar unas. Además, hay un enorme abanico de posibilidades en el que escoger y seguro que encuentras unas que no sólo te sentarán bien, sino que definirán tu personalidad un poquito mejor.

Aquí te dejo con una selección de gafas vintage, y también con algunas de madera, una opción interesante, bonita y diferente con la que dar a tu imagen un toque más original. ¡Buena suerte!

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*