DOS TAHITIANAS

Si uno mira esta obra de Gauguin, probablemente quedará cautivado por su belleza. Es sin duda, una obra hermosa en la que dos jóvenes tahitianas descansan en la playa. Gauguin se fascinó con la belleza de estas mujeres, una belleza muy lejana a los cánones europeos, que sin duda, las hace mucho más atrayentes a los ojos del espectador.
Una de las mujeres viste la ropa tradicional, mientras que la otra lleva el vestido rosa típico de las misioneras. Uno de los detalles que hace que esta pintura sea incluso más original es tal vez la técnica que emplea Gauguin de encerrar con trazos negros o azul prusia los colores planos, una técnica que se conoce como cloisonismo. Este simple detalle le da un caracter más inocente, pero también sofisticado. Muchas son las personas que dicen no sentir especial predilección por esta obra, ¿cuál es el misterio que tiene el ver a dos chicas sentadas en la playa? Probablemente ninguno, pero es que yo lo que veo, son mucho más que sólo dos chicas descansando.
 En mi opinión, esta obra se centra en la amistad. A veces hay menos conexión entre dos personas que se miran directamente a los ojos o que incluso se hablan, que entre estas dos muchachas. Cuando las miro, puedo ver reflejado ese momento tan íntimo: el silencio. No es fácil tener un amigo con el que uno puede no sólo compartir el silencio sino disfrutarlo. Y esta obra nos habla de eso. De la buena amistad, de ese delgado pero fuerte hilo que nos une a algunas personas y nos conecta para siempre. Hay amigos que siempre están y estarán, y eso es algo que se sabe. Puedes pasar mucho tiempo sin verle o hasta sin hablar, pero uno sabe de manera certera, de la misma manera que el cielo es azul, que este amigo no te abandonará. Si uno se sumerge y contempla la obra desde esta perspectiva, se dará cuenta de que no es sólo lo que vemos, sino lo que podemos oír: un silencio mutuo que dice más que cualquier palabra.

2 comentarios:

  1. Paweł Dąbrowski

    Nunca fui bueno en ver lo que hay detrás de una obra de arte… Efectivamente, yo veía aquí dos chicas en la playa, un poco melancólicas, y ya está. Pero después de leer tu artículo, ¡lo veo clarísimo! ¡Lo pillaste! Ahora no entiendo como no podía ver aquí dos mejores amigas y su relación tan especial… Por favor, ábreme los ojos más a menudo…

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*